El sitio web www.aceitesshyracoil.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

aceptar
logo

Es importante hablar sobre la necesidad de llevar el coche al taller para efectuar las revisiones y mantenimientos y así minimizar los riesgos de avería de nuestros coches o motos.

La revisión del coche o moto incluye:

  • Ruedas sin dibujo
  • Frenos
  • Amortiguadores
  • Las luces en uso y las de repuesto
  • Comprobar los niveles de aceite
  • Líquidos refrigerantes
  • Correas y manguitos
  • Aire acondicionado
  • Limpiaparabrisas
  • Estado de la batería
  • Etc.

En el libro de mantenimiento de tu vehículo se establecen los períodos de revisiones que dependen de cada modelo, de su antigüedad y del número de kilómetro recorridos. Pasar estas revisiones son condición indispensable para que la garantía oficial de la marca se mantenga. 

El problema empieza cuando se acaba la garantía y ya nada nos obliga a pasar la revisión. Debemos tener en cuenta que al menos deberíamos revisarlo una vez al año.

Aunque lo más seguro es seguir las indicaciones del fabricante, te ofrezemos unas pautas que pueden servirte de ayuda, aunque siempre dependerá de cada coche o moto, de tu modo de conducir, etc. :

  • Aceite del motor: Entre los 7.000 y 10.000 km en coches con más de 10 años. Hasta los 30.000 km en coches nuevos.
  • Cambio de filtros y control de nivel de líquidos: Al menos una vez al año sobre todo en vehículos de más de 10 años. 
  • Revisión de amortiguadores cada 20.000 km y cambio entre 65.000 y 90.000 km (dependiendo del uso).
  • Revisión del desgaste de las pastillas y discos de freno: cada 20.000 km.
  • Cambio de pastillas de frenos: A los 50.000 km.
  • Cambio de neumáticos delanteros: A los 50.000 km.
  • Cambio de neumáticos traseros: A los 60.000 km.
  • Cambio de bujías en coches: Las bujías modernas tienen una vida útil entre 30.000 y 60.000 km.
  • Cambio de la batería: La vida útil está en torno a los 4 o 5 años, pero depende del tipo de conducción, número de arranques y marca. 
  • Cambio de la correa de distribución: Entre 80.000 y 150.000 km, según modelo. A los 5 años la correa ya puede presentar signos de deterioro.
  • Cambio de embrague: A los 150.000 km aproximadamente.

Pero no todas las operaciones de revisión de un vehículo hay que hacerlas en un taller. Hay muchas que puedes hacerlas tú mismo. Un mínimo mantenimiento que te ayudará a evitar averías de mayor coste y algún posible susto en la carretera.

Una tarea sencilla es revisar los niveles de los diferentes líquidos, el aceite del motor, el líquido de frenos, el refrigerante, el del limpiaparabrisas –mejor con anticongelante- y, si tu coche equipa dirección electro-hidráulica o hidraúlica, también su nivel de aceite.

Imprescindible, al menos una vez al mes, es revisar la presión y el estado de los neumáticos, que no tenga cortes, grietas, desgaste… Circular con el dibujo de los neumáticos con una profundidad por debajo de 1,6 mm es ilegal.

También comprueba el estado de las escobillas del limpiaparabrisas, tú gran aliado en caso de lluvia. Al menos hay que revisar los difusores del agua y las escobillas dos veces al año y cambiarlas al final del verano. La visibilidad tiene que ser total, de ahí que un parabrisas con grietas, golpes o sucio no sea un buen compañero de viaje. No te olvides de los faros, si están rotos o amarillentos, será momento de cambiarlos, y de vez en cuando levanta el capó del coche y revisa si en la zona del motor hay alguna pieza suelta, rota o se sale algún líquido.

Con estos consejos podrás tener siempre a punto tu vehículo, pero como recomendación de Aceites Shyracoil, acude a profesionales siempre que quieras máxima seguridad.

Compartir este